Organizan foro sobre tráfico humano en la Universidad de Miami

Una joven madre de Tennessee quería una vida mejor para sus hijos — quienes habían sido puestos bajo custodia estatal — de modo que ella aceptó prostituirse para hacer dinero.

Esa decisión llevó a la muchacha de 18 años al sur de la Florida con un chulo. Luego de meses de vivir en las sombras, teniendo sexo con hombres a cambio de dinero, ella texteó a un cliente suyo en quien confiaba para que llamara al 911.

Su chulo le dio una paliza justo antes de que llegara la policía. El fue arrestado, e investigadores de la Fuerza de Choque de Tráfico Humano de la fiscalía estatal de Miami-Dade State la ayudaron a encontrar vivienda y buscar consejería.
Fuente: El Nuevo Herald